miércoles, 28 de septiembre de 2016

No hay bien que por mal no venga

François Kollar.

Estar con el agua al cuello ayuda a relajar las cervicales y descontractura la espalda.


Todo sea por permanecer a flote.

2 comentarios:

  1. ¿Está usted pensando en algún secretario general?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Seguramente. Puesto a remojo.

      Eliminar