jueves, 31 de mayo de 2018

Chicuelo y Mezquida conectan lo mejor de los dos mundos

Mezquida, Chicuelo y De Mode. Foto de Oliver Adell.

Vinieron a Logroño Juan Gómez “Chicuelo” y Marco Mezquida, muy bien acompañados por el percusionista Paco de Mode,  para presentar su disco Conexión, y la noche resultó mágica, con los músicos emocionados y el público puesto en pie, fundidos en una larguísima ovación. Todo lo que tocaron sonó inspirado: poderoso, solemne y compacto, pero sin dejar de ser ni por un momento delicado, sutil y fresco.
Sería fácil hablar de antecedentes en la generadora convivencia entre el flamenco y el jazz, de Tomatito y Michel Camilo, de Chick Corea, de las distintas formaciones que fueron saliendo del sexteto de Paco de Lucía, pero la conexión entre Chicuelo y Mezquida es otra cosa. Es la unión de dos músicos de espíritu libre que crean y se apoyan en las cualidades del acompañante al que consideran su igual, enriqueciendo y haciendo más complejo un resultado que se sale de lo previsible. Sin barreras, sin fronteras, sin cálculo, todo apostado a la curiosidad y al crecimiento recíproco. Y el resultado es algo nuevo, distinto, propiciado por el Taller de Musics de Barcelona, laboratorio y espacio de libertad que facilita el reunirse y circular sin prejuicios.
El viejo concepto de “fusión” queda obsoleto, desbordado por esta pujante realidad que parte en esencia de referencias a formas rítmicas y de compás flamenco (bulerías, rumbas, seguiriyas, tangos,…) pero con desarrollo armónico y melódico jazzístico. Un árbol de raíz y tronco flamencos y hojas y frutos de apariencia, colorido y sabor muy diversos, tanto como los perfiles y hechuras del jazz contemporáneo.

Lo que pasó sobre el escenario del teatro Bretón estaría bien descrito recurriendo a algunas de las  palabras utilizadas por Marco Mezquida en las introducciones de los temas: cálido, energético, cardiaco, sofisticado,...
El trío funcionó unas veces como delicado recreador de ambientes, muy descriptivo (moviéndose a gusto en un lugar impreciso pero amplio y hermoso donde se encuentran creadores de la órbita de Pat Metheny o Ralph Towner), ampliando el colorido de los instrumentos percutiendo o rasgando las cuerdas del arpa del piano, mediante campanitas y por el brillante uso que de la percusión hizo en todo momento Paco de Mode, que sacó del cajón peruano una inagotable cantidad de matices y gusto.
Otras veces sonaron como un trepidante engranaje de precisión pleno de brío y compás, brillante, con melodías luminosas (como la bulería titulada Al sol, un tema con madera de éxito perdurable que tiene todas las cualidades de una buena sintonía), piezas ideales para ser bailadas -por quien sea capaz y se atreva, eso sí- como una suite, como un ballet completo.

Chicuelo estuvo en todo momento muy flamenco, en equilibrio perfecto de técnica y sentimiento, sofisticado,  inspiradísimo y veloz, muy cantábile, delicado y poderoso a la vez,  muy expresivo, acentuando la melodía bajo su impecable compás , sirviendo de soporte y arrastrando a Marco Mezquida, que, como siempre, fue un torrente de emoción y ritmo, vertiginoso cuando era necesario pero transmitiendo igual de bien en los momentos de calma y en los tiempos medios, evocador, romántico, con la capacidad para regresar de los abismos sentimentales en una vuelta de piano, retomando el ritmo, lleno de swing, sobre el que Chicuelo podía puntear frenético.
El invitado Paco de Mode fue una gratísima sorpresa, impecable y discreto, preciso, imaginativo, y aprovechando en la rumba Engaño (un tema riquísimo, que vale un concierto) o en la culminación de la seguiriya “Lenta, andante y trepidante” para brillar más por estar en primer plano, aunque siempre lució igual de eficaz.
Chicuelo, Mezquida y De Mode.
Se ve que el disco se les quedó corto, y presentaron varios temas inéditos del nuevo proyecto, como el tanguillo Romesco, lleno de alegría y musicalidad, con constantes cambios de ritmo en los que demostraron virtuosismo, intensidad y sabroso efectismo: ideal para una despedida apoteósica.


Chicuelo, Marco Mezquida y Paco de Mode
"Conexión"
Ciclo de jazz de Cultural Rioja
24.05.2018
Teatro Bretón. Logroño

miércoles, 30 de mayo de 2018

Música del Perú


F.G. Pintura mural en el convento de Santa Catalina de Siena. Arequipa. 04.2018.
Entre los abundantes atractivos que tiene Perú para cualquier curioso foráneo (por ejemplo, la preciosidad del vocabulario y el sonido de su español, o su espectacular geografía llena de asombros de los que tuvimos noticia dentro de las cantinelas y salmodias con las que aprendíamos los volcanes Misti y Coropuna, los ríos Urubamba y Ucayali, el lago Titicaca, en los lejanos años del bachillerato y que los más jóvenes desconocen porque los planes de estudio que padecen les llevan poco más lejos de los charcos de su ombligo diferencial; su constantemente renovada cocina, puro contraste, estímulo inagotable; su múltiple y singular patrimonio arqueológico y sus ciudades coloniales; la realidad palpable del sincretismo cultural y religioso; sus asombrosas flora y  fauna, etc.) está la extraordinaria riqueza de su acervo musical, mestizo como pocos y variado como casi ninguno. Por mucho que conozcas y razonablemente esperes, siempre aparece una sorpresa, y muy a menudo del lado más humilde.
F.G. Músico en la Calle Mercaderes de Arequipa. 04.2018.

Músico ciego tocando la mandolina 
en las calles de Arequipa. Perú. Abril 2018.

Escucha a este mendigo ciego en la noche de Arequipa, punteando su mandolina con pasión emocionada, y a ratos canturreando una sutil segunda voz de acompañamiento. A mí me recordó a otros mandolinistas ilustres y de mejor suerte, como Jimmy Page o Levon Helm; y a los laudes que tañen los músicos del Nilo, a las koras de Mali y a los bluesmen rurales. Todos ellos de la estirpe de Orfeo.
Cosas de la música, que vuela y nos hace volar.
F.G. Alegoría de la Música. Pintura popular en la Casa del Moral. Arequipa. 04.2018.

martes, 29 de mayo de 2018

Altos vuelos

F.G. Día de las Fuerzas Armadas. Logroño, junto al Tanatorio Pastrana. 26.05.2018.
El combate por el dominio aéreo resultó vistoso, pero excesivamente desequilibrado.




La presión sobre los vecinos tradicionales por parte de airbnb y otros operadores turísticos resulta cada vez más atosigante.





Hay horas en las que el tráfico aéreo de mi ciudad se pone imposible. ¡Cuánto mejor un buen tren!




"¡Vuelve a casa inmediatamente y deja ya de bailar en la calle y de llamar la atención!", le dijo la alterada Mamá Cigüeña al más agitado que de costumbre Cigoñino, el rey del nido.

lunes, 28 de mayo de 2018

La trama

Billy "el niño", Pat Garrett y algunos otros forajidos de leyenda. Circa 1875.


Comité ejecutivo nacional del Partido Popular, presidido por M.Rajoy. 2009.

Estas imágenes son perfectamente intercambiables, y la segunda es un reflejo actualizado de la primera. En ambas los protagonistas son, simultáneamente y según vaya conviniendo, la ley, los que hacen e interpretan la ley y los fuera de la ley, como en los más depurados ejemplos históricos de organización criminal.
Copartícipes recalcitrantes a título lucrativo por su incontestable vocación de servicio, el equipo B formó (y ahí sigue, subido al machito y agarrado a la sinecura, el botín y la mamandurria) un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional, con sus raíces y ramificaciones en la esfera local, regional y estatal, en las relaciones empresariales y laborales y en todo lo que se menea.
Polifacéticos y versátiles, esta asociación ilícita (aunque todavía legal) se mueve como pez en el agua en el fraude a la administración pública, el cohecho activo y pasivo, la falsedad en documento mercantil, la malversación de caudales públicos, la prevaricación, el blanqueo de capitales, el tráfico de influencias, la apropiación indebida, la estafa procesal y el dale que te pego. Así ha sido sentenciado, pero los muy cucos hacen como que no fuera con ellos.



F.G. El parte de avisos y novedades. Collage de palabras encontradas. 05.2018.

No se esperan dimisiones ni suicidios, porque estos no desesperan ni tienen vergüenza.

viernes, 25 de mayo de 2018

Remanso

F.G. Convento de Santa Catalina. Arequipa. 04.2018.
"Para entenderse
y extenderse menos, por poco
vertiginoso o justo
que le resulte al dueño,
quítale tú la voluntad primera
a lo que allí se anuda
para lo mismo: `Oye
lo que no suena´.
Y para nada más
hay tiempo."

José-Miguel Ullán. Remanso. (Recogido en Razón de nadie. Ave del Paraíso, 1994)


F.G. Laguna Carralogroño. Laguardia. 05.2018.

jueves, 24 de mayo de 2018

Serrat de principio a fin

Joan Manuel Serrat. Portada de Mediterraneo. Diseño de Enric Satué. Fotografía de Colita. 1971.
Hace mucho tiempo escuché, sorprendido, a un brasileño que daba gracias a la divina providencia por haberle dado el privilegio de coincidir en esta vida con Caetano Veloso. Parece exagerado, y me gusta pensar que seguramente tan ferviente aficionado habría acumulado otros motivos de alegría en este perro mundo, pero la verdad es que no es poca cosa encontrar en el camino a alguien que te transmite emoción y expresa cabalmente lo que consideras tus sentimientos, que coinciden en buena medida con las mejores aspiraciones de tus conciudadanos. Eso es lo que nos pasa a muchos con Joan Manuel Serrat, y eso explica la ovación con la que fue recibido. 
Serrat en Logroño. 19.05.2018. Foto de Francesc Genista.
Volvía a Logroño después de tres años y para no olvidarse de lo que fue llego desde Viana, que es un lugar estupendo para aprender y sentir que nadie es más que nadie, digan lo que digan algunos de sus paisanos. Y venía a recrear para nosotros, afortunados, su disco Mediterráneo, grabado en 1971 y plenamente fresco y vigente, porque aquel álbum, el octavo de su carrera, era una obra de sorprendente madurez para un joven de 28 años (que ya había producido joyas como Ara que tinc vint anys o Dedicado a Antonio Machado, poeta).

Joan Manuel Serrat. Contraportada de Mediterraneo. Diseño de Enric Satué. Fotografía de Colita. 1971.
Y volvió a Mediterráneo, a sus diez canciones pletóricas, intemporales (y, en ese sentido, clásicas) tras llevar cantándolas cuarenta y siete años por el ancho mundo, tomándose las libertades de cambiar su orden y actualizar y reajustar mínimamente los arreglos, y en esa primera parte tres veces sonó La canción: dentro de la suite orquestal de presentación, en la aparición en el escenario de Serrat y cerrando el bloque en una versión cimbreante, de apoteosis, demostrando todo lo aprendido en tanto tiempo sobre dominio de la escena y control de la expresividad vocal.
Le acompañó un grupo extraordinario y reducido de músicos, dirigido por Ricard Miralles desde el piano, con David Palau a la guitarra, Vicente Climent a la batería, Tomás Merlo al bajo, Kitflus en los teclados electrónicos y Uxia Amargós a la viola, delicada y brillante incorporación que enriqueció y ayudó a empastar los estilizados arreglos del maestro Miralles. La voz de Serrat sonó fresca y vibrante, flexible, llena de matices y tan expresiva como siempre.
Ricard Miralles en Logroño. 19.05.2018. Foto de Francesc Genista.

Ya sabíamos que el Nano es un gran contador de historias y que las hilvana de maravilla, como el que lava, haciendo que todo venga a cuento, y en el guión cupieron esta vez la mili y su capitán, las palabras y su significado, la luna y su cara oculta, los mares, los amores que dejan huella profunda a fuego lento, la desconsideración generalizada con las mujeres (de las que se confesó devoto), la codicia humana y la ceguera de los privilegiados ante las apremiantes necesidades de los parias de la tierra. 
Con esos mimbres y un puñado de excelentes canciones (la mayoría propias o basadas en poemas de León Felipe, Antonio Machado y Miguel Hernández, pero otras de significativas y reivindicadas influencias, como La mer de Charles Trenet, o el Tatuaje de Valerio, León y Quiroga, armó un relato convincente, solidario y progresista, hermoso y lúcido, defendible ética y estéticamente, en el que el Mediterráneo reaparecía constantemente como eje dinámico de su vida sentimental y su carrera musical. Un añorado Mediterráneo que muere por nuestra ignorancia, imprudencia, inconsciencia y mala fe, capaces como somos de arrumbar con tanta abundancia, belleza y energía, tal y como cantó emocionado en Plany al mar, uno de los momentos clave de la noche, junto a los Cantares de Machado, con los que puso al público en pie (formando coros multitudinarios y espontáneos que se adelantaban entusiastas al compás del maestro) y su creación del poema Menos tu vientre, de Miguel Hernández. 
Las dos horas de concierto pasaron volando, casi tanto como los 47 años que tan bien le han sentado al viejo disco. Por una noche se olvidó que cada uno es cada cual, y allí se juntaron las derechas gobernantes y los descreídos gobernados. Fue una noche estupenda, divertida aunque cargada de melancolía feliz, y al menos mientras duró pensamos que cualquier día puede acabar siendo grande si nos damos una oportunidad y nos sumamos a la esperanza y al optimismo, al festín de la vida. 
Joan Manuel Serrat. Interior de Mediterraneo. Diseño de Enric Satué. Fotografía de Colita. 1971.
El maestro nos emplazó para enseguida, dentro de poco, en cualquier lugar, y ojalá que la cita se concrete cuanto antes y se repita muchas veces, antes de que nuestro cuerpo no sea más que polvo de camino sin otra utilidad que dar verde a los pinos y amarillo a la genista.

Joan Manuel Serrat
Mediterráneo da capo
Riojaforum. Logroño
19.05.2018

miércoles, 23 de mayo de 2018

Más ruido, por favor

El lechero ataca de nuevo con su "ruido secreto"
Acojonante.
El Mundo Today, fiel a su vocación de pegarle la oreja a la actualidad venga de donde venga, acaba de difundir la primicia con alarde tipográfico y a todo color. Y es que la cosa no es para menos. Una vez agotadas las notables posibilidades de la veta rancia en las programaciones de los festivales neoretropostvanguardistas (la linea Raphael, Los Chunguitos, El Fary, Camela, Marta Sánchez, Monedero,...) volvemos por donde solíamos, que es lo electrónico y lo concreto. ¡Una nevera vieja será cabeza de cartel de la próxima cita del Electromad! 

Scoop de lo que viene siendo la noticia.

Dado el tradicional mimetismo que rige a los organizadores de tan selectos y novedosos eventos se avecina un tsunami de conciertos protagonizados por zumbidos de instalaciones eléctricas, ladridos de perritos abandonados por las vecinas, gorjeos de palomas y pichones, portazos de garaje, demoliciones varias, chasquidos de ascensores como de cadalso, camiones recolectores de vidrio reciclado, segadores mecánicos de hierba, apasionados debates televisivos, tractores 4X4 a toda mecha y lo que nos echen.

Cartel de otro tumulto.

Seguro que siempre habrá un concejal convenientemente disfrazado que lo justifique evaluando con cifras incontestables su aportación a la riqueza de los grupos de presión de la hostelería local y por su estrecha vinculación con la cultura vernácula del pintoresco paisanaje al que tanto quiere y tanto le debe.
Fotograma del vídeo de Lawrence Abu Hamdan titulado The All Hearing, 2014.

martes, 22 de mayo de 2018

Thelonious Monk Quartet con John Coltrane en el Carnegie Hall

Portada de Thelonious Monk Quartet with John Coltrane at the Carnegie Hall. 2005. Ilustración de Felix Sockwell.
El detective Harry Bosch, protagonista de la serie de novelas policíacas escritas por Michael Connelly, pone banda sonora a las tristezas y desengaños que le provoca la corrupción de Los Ángeles a base de muy selecto jazz. En la entrega número doce, “Echo Park”, respondiendo a la pregunta de una invitada a cenar (y a cualquier otra cosa que pudiera surgir...) acerca de lo que está sonando, afirma: "Yo lo llamo el «milagro en una caja». Es John Coltrane y Thelonious Monk en el Carnegie Hall. El concierto se grabó en 1957 y la cinta se quedó en una caja sin marcar en los archivos durante casi cincuenta años. Simplemente se quedó allí, olvidada. Un día, un tipo de la Biblioteca del Congreso que revisaba todas las cajas y cintas de grabación reconoció lo que tenían delante. Finalmente lo editaron este año pasado."


El "tipo" era Larry Appelbaum, supervisor del laboratorio que digitalizaba los fondos sonoros, y enseguida valoró la importancia del descubrimiento, que superaba en calidad de sonido, intensidad expresiva, compenetración y musicalidad a todas las grabaciones conocidas de tan grandes intérpretes, bastante escasas por problemas contractuales entre sus respectivas casas de discos. 
Contraportada de Thelonious Monk Quartet with John Coltrane at the Carnegie Hall. 2005.

Se trataba de la grabación de un concierto en el Carnegie Hall a beneficio de una asociación de Harlem, realizada en alta fidelidad por la radio pública Voice of América, que nunca llegó a emitirla. La revista Newsweek afirmó que el hallazgo era "el equivalente musical al descubrimiento de un nuevo Everest" y cuando Blue Note sacó el CD en 2005 fue un gran éxito comercial, al ser valorado como una de esas grabaciones históricas que se convierte en un clásico instantáneo, y reconocido como uno de los hallazgos verdaderamente geniales en la tradición del jazz porque documentaba el estado óptimo de la relación musical entre dos influyentes genios, dos creadores muertos hacía décadas (Coltrane en 1967 y Monk en 1982) 
John Coltrane, Shadow Wilson, Thelonious Monk y Ahmed Abdul-Malik en el Five Spot. 
La misma formación y año, 1957. Foto de Don Schlitten.
Pero volvamos de nuevo al piso del detective Bosch.
"Puso las cajas en el suelo del comedor y esparció las carpetas sobre la mesa. Había un montón y sabía que tendría ocupación durante al menos un par de días con lo que se había llevado de la oficina. Se acercó al equipo de música y lo encendió. Ya tenía puesto el cedé de la colaboración de Coltrane y Monk en el Carnegie Hall. El reproductor estaba en aleatorio y la primera canción que sonó fue «Evidence». Bosch lo tomó como una buena señal al volver a la mesa."
Thelonious Monk y John Coltrane.
Los datos, las evidencias, suelen estar por en medio, estorbando, a la vista de todos. Solo hay que pararse a mirar detenidamente y dar con "la caja milagrosa". 
Paciencia y observar.
Saltarán chispas.

lunes, 21 de mayo de 2018

Cartier-Bresson en mayo del 68: como en casa

Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Boulevard St Michel.
Siempre tan interesado por los acontecimientos históricos y los conflictos políticos donde quiera que se produjeran, Henri Cartier-Bresson no podía faltar a las revueltas que en Mayo de 1968 se dieron en su ciudad. Curiosamente, tan extraordinario material apenas tiene cabida en las antologías de su obra. De la página de la agencia Magnum (que cubrió el acontecimiento con lo mejor de su nómina francesa: Martine Frank, Marc Riboud, Raymond Depardon, Guy le Querrec y, muy especialmente, Bruno Barbey) selecciono unas cuantas imágenes de "instantes decisivos" tomados a cara descubierta y en primera linea. En su reportaje cupieron 
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Manifestante en "los eventos".
los partidarios del tumulto
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Manifestación de excombatientes.
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Demostración de apoyo
al presidente De Gaulle en la Avenue des Champs Elysées.
y los detractores.
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Cartelistas de Bellas Artes en la Rue Mouffetard.
Los estudiantes,
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Huelga en la factoría Renault de Boulogne-Billancourt.
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Huelga en la factoría Renault de Boulogne-Billancourt.

los obreros
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. La policía en el Boulevard St Michel.
y la policía.
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Retención en el Quartier des Arts et Métiers.
Las detenciones,
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Daniel Cohn-Bendit en una asamblea en la Sorbonne.

Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Controversia tras el desalojo y evacuación de la Sorbonne, el 17 de junio.
los debates más o menos controvertidos y desiguales,
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Asamblea en el Théâtre de l'Epée-de-Bois.
los encierros
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Manifestación tras la muerte de Gilles Tautin, estudiante de bachillerato de 17 años.
los funerales
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Construcción de una barricada.
y las barricadas.
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París.  La Universidad de la Sorbonne ocupada por los estudiantes.
Una vez más fue fiel al objetivo de la agencia, que recordó en una célebre nota a sus compañeros fotógrafos: "Magnum fue creado para permitirnos y, de hecho, para obligarnos a traer testimonio de nuestro mundo de acuerdo con nuestras propias capacidades e interpretaciones."
Henri Cartier-Bresson. Mayo del 68 en París. Pintada en la  Rue de Vaugirard. "Disfrutad sin obstáculos."
También en París lo hizo. Sin límites.


viernes, 18 de mayo de 2018

La conquista del espacio

F.G. Trujillo de Perú. 04.2018.
La vieja aspiración de todo quisqui está a tu alcance, y a precio razonable. 
Pasa hasta el fondo, que siempre hay sitio.
F.G. Trujillo de Perú. 04.2018.

jueves, 17 de mayo de 2018

Fotos no


F.G. Draper, Don Draper. Collage de fotografía y objetos encontrados. 05.2018.
(...) "La muerte da un significado inesperado a la vida de cualquier ser humano. Se impide de forma inapelable cualquier noticia. Se cierra la posibilidad de movimiento. La muerte premia a quienes fracasaron en vida, a quienes no fueron motivo de portadas de periódicos, de noticias en la televisión, de fotografías, de fama y celebridad iconográfica.
   A los célebres y famosos en vida la muerte los castiga con las fotografías y las imágenes en movimiento pasadas de moda, de las que ya no pueden evadirse, están encerrados en ellas.
   Están encerrados en la vida que llevaron.
   Los muertos anónimos están libres del ridículo del paso del tiempo. No fueron motivo de fotografías recordadas. Son nadie, son viento, y el viento no hace el ridículo.
   No te dejes fotografiar nunca."

Manuel Vilas. Ordesa. Alfaguara, 2018.

F.G. Meditaciones en una emergencia.  Collage de fotografía y objetos encontrados. 05.2018.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Disculpas de mal pagador


F.G. Otra vuelta de relato. Collage de imagen y palabras encontradas. 05.2018.
Que no nos cuenten más cuentos: Eta se ha rendido porque no le ha quedado más remedio, porque ha sido derrotada sin remisión en todos los frentes que fue abriendo a lo largo de su delirante carrera. Y por mucho que lo intenten disfrazar ahora con ceremonias, gorigori y propaganda, junto a los asesinos han perdido los que les mandan, sus chivatos, sus cómplices de toda condición, sus directores espirituales, los que se han beneficiado de los crímenes, de la extorsión y del chantaje, los que han hecho de todo ello su aberrante modo de vida, los que miserablemente han mirado para otra parte, los que han justificado su racismo cerril, los que han recogido la abundante fruta del árbol zarandeado. 
Manuel Zamarreño. Pobre, emigrante, trabajador de una tienda de chucherías, concejal electo.
Asesinado por Eta en 1998 tras sustituir a otro concejal asesinado.
Valía, sin duda, mucho más que toda la recua que lo ejecutó.
¿Qué va a ser ahora de tanto confidente, de los setienes y los arzallus, de tanto cómplice necesario bueno para nada? ¿Habrá cama para tanta gente? 
Ése sí que va a ser un "conflicto" de verdad.