viernes, 3 de febrero de 2017

La mano mágica



Carlos Pérez Siquier. La Chanca, Almería. 1960.



Viendo la intensidad que reflejan sus caras se comprende a la primera que valoran y disfrutan lo que hacen: están en la calle con sus iguales, se expresan libremente y transmiten lo que sienten, como una declaración de principios espontánea y confusa.
Shirley Baker, Manchester, 1967,
No necesitan subvenciones ni filtros, ni tutelas, ni festivales, 
Miguel Gallardo.
ni que interesadamente alguien llame a lo que hacen "arte urbano" y monte un negociado sobre tal cosa.
John Gutmann. Betty ama a Ben. 1948.
Con casi nada pueden expresar buena parte de lo que sienten, lo que les duele y lo que les gusta, y no aspiran a nada más.
John Gutmann. Soy la mano mágica. San Francisco 1937.
Se entiende que, a veces, les parezca que son "la mano mágica."
El Roto. 25.03.2013





1 comentario:

  1. Las manos mágicas le dirán una forma de aprender, bonitos trucos que de magia son, el resto depende de usted.

    ResponderEliminar