lunes, 27 de junio de 2016

La ansiedad del jabalí


Mikel Jaso. El laberinto español. Ilustración para Ahora Semanal. 2016.
Para valorar adecuadamente la importancia de los asuntos públicos que a todos nos conciernen, no hay nada como fijarse en la cara de satisfacción que enseguida se le pone a lo mejor de cada casa cuando advierten que la cuestión se enreda un poco más.

Anni Albers. Laberinto. Tapiz. 1984.

Porque todo es susceptible de empeorar.

Pep Carrió. Ilustración de la serie Laberintos. 2016.

3 comentarios:

  1. Te has fijado (seguro que sí) en que el dichoso "Laberinto español" de Mikel Jaso, no tiene una sola entrada, lo que insinúa bien a las claras que tampoco encontraremos una salida. No es un laberinto mitológico y amable en el que se citen Teseo y el Minotauro, sean hoy quienes sean esos del cuento a los que no parece que les haga falta hilo ni hoja de ruta. La verdadera ansiedad entra cuando te das cuenta de que el artista tampoco ha dibujado un queso; habrá que saber por tanto el tiempo que tardarán en devorarse unos a otros los ratones y ratonas que nazcan ahí dentro.
    H.

    ResponderEliminar
  2. Otra vuelta de tuerca.

    ResponderEliminar