jueves, 18 de febrero de 2016

El superviviente

F.G. Haya en el camino de herradura de los caleros. Bernedo. (I). 02.2016.
"(...) Me ahogaron, me lavaron a fondo
y me dieron por muerto;
caí de bruces
y vi cómo sangraban mis pies.
He apurado con asco
las migajas de un mendrugo reseco.
Me coronaron
con un pincho clavado en el cráneo.
Pero ahora todo va bien.(...)"



F.G. Haya en el camino de herradura de los caleros. Bernedo. (II). 02.2016.
No es la historia del "renacido" trampero Hugh Glass que nos cuenta Alejandro González Iñárritu a través de Leonardo DiCaprio. Es un fragmento del Jumpin' Jack Flash que cantan desde 1968 los Rolling Stones, y describe una situación mucho más frecuente de lo que creemos, tan habitual que forma parte de las infamias cotidianas. Podría ser la letra de un viejo blues, de muchas de las canciones populares de cualquier parte.
No hay época ni latitud buena. Todo territorio es hostil. El peligro nos viene de las fieras que nos rodean, a menudo ciegas, siempre necias. Solo el amor y la amistad nos salvan. Y las ganas de mantenernos en pie, la necesidad de sentirnos dignos.
F.G. Haya en el camino de herradura de los caleros. Bernedo. (III). 02.2016.
Aunque todo dependerá de la profundidad de las heridas.
Lo que no nos mata ¿nos hace más fuertes?

1 comentario:

  1. Ahora todo va bien.
    Aparentemente.
    Quién sabe.

    ResponderEliminar