miércoles, 22 de abril de 2015

Más cosas que hacer en los museos

F.G. Kunsthistorisches Museum. Viena. 04.2015. 
En vista del éxito obtenido con la anterior entrada acerca de todo lo que se puede hacer en los museos, el gabinete de ocio creativo de miracomosuena os recomienda estas nuevas posibilidades para abrir vuestros horizontes vitales, ya de por sí dilatados. 
Lo más frecuente suele ser padecer en carne propia los efectos de una sobredosis de "horror vacui", en sus versiones olímpica, hagiográfica o dinástica.
Para contrarrestarla, puedes observar a distancia prudencial los experimentos coloristas de los artistas pop, imaginando por tu cuenta su secuela acústica,
Roy Lichtenstein en el MUMOK. Viena. Foto de F.G. 04.2015.
o mirar por la ventana los amplios panoramas, en los que encontrarás algún otro museo interesante al que ir a continuación. 
F.G. Ventanal del Leopold Museum sobre el Barrio de los museos. Viena. 04.2015.
Puedes aprovechar para hacer nuevos amigos con los que compartir opinión y descubrimientos
F.G. Sala de Gustav Klimt en el Leopold Museum. Viena. 04.2015.
y para enterarte de las viejas pasiones que explican las obras de algunos artistas que te han gustado siempre.
 Egon Schiele y Wally Neuzil. Leopold Museum. Viena. Foto de F.G. 04.2015.
También puedes disfrutar escondiéndote (del viento, del sol, de las miradas ajenas,...)
F.G. Schönbrunn. Viena. 04.2015.
y dedicando un rato a documentarte de primera mano en estos lugares privilegiados, casi secretos a pesar de su vocación original.
F.G. Galería principal de la Österreichische Nationalbibliothek. Viena. 04.2015.
Y lo más importante, siempre, es aprovechar el tiempo para desplegar toda tu curiosidad y estar dispuesto a aprender y sorprenderte,
F.G. Clase peripatético-sedente en el Oberes Belvedere. Viena. 04.2015.
sin temor a que por el cansancio acumulado o por el peso agobiante de tanta belleza te de una bajada de tensión.
Duane Hanson. Mujer con bolso (1974) entre dos "viñetas" de Roy Lichtenstein. MUMOK. Viena. Foto de F.G. 04.2015.
Te recuperas en un momento y de nuevo en marcha, porque a la ocasión la pintan calva y día que pasa no vuelve.
Adiós, majos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario